Humanidades Digitales y Literatura comparada

La preeminencia del área anglosajona en las HD no refleja solo la prioridad cronológica en los países que han visto nacer el Humanities Computing. Si es verdad que en los países no anglófonos la tradición de las HD es más reciente, por otro lado cabe destacar el impacto de otros factores que nos penalizan, como la cultural dominance anglosajona, el uso del inglés como lengua franca y diferencias en los recursos tecnológicos en las facultades humanísticas.

El objetivo de cuestionar la hegemonía anglosajona se refleja en algunos desafíos emprendidos por las Humanidades Digitales:

  • acercarse a los Estudios Culturales, objeto de las intervenciones de Tara Mc Pherson (Why Are the Digital Humanities So White?) y de Adeline Koh.
  •  impulsar iniciativas que respeten la diversidad lingüística. El uso del español en las Humanidades Digitales está aumentando a través del desarrollo de las Humanidades Digitales en los países de habla hispana.
  • mantener enfoques metodológicos independientes de aquellos desarrollados en las HD anglo-americanas, puesto que “la creación de un currículo, la aplicación de metodologías y estándares tecnológicos nunca son neutrales con respecto a la cultura, los condicionamientos socio-políticos o la lengua de un país” (Elena González Blanco-García y Gimena del Río Riande, Introducción a las Humanidades Digitales, curso UNED) y que “critical thinking around digital tools in the humanities (and beyond) can and should lead to cultural criticism” (Josh Honn, Never Neutral, 2013).

La creación de proyectos de Humanidades Digitales en el ámbito de la Literatura Comparada  me parece una buena respuesta a las exigencias resumidas en los tres puntos que acabo de enunciar. Un proyecto de Literatura Comparada contiene reflexiones culturales sobre dinámicas de poder y de centro-periferia, toma en cuenta diferentes idiomas y tradiciones literarias y presupone una reflexión teórico-metodológica.

Por otro lado, las Humanidades Digitales ofrecen herramientas indispensables para el estudio transnacional de la literatura. El concepto de Distant Reading ofrece una amplia visión de los fenómenos literarios que resulta muy útil en el estudio de las interferencias literarias, operando junto a un Close Reading basado en un corpus limitado y en una serie de especimena. Las herramientas tecnológicas para crear mapas, gráficos, árboles y el Data Mining permiten observar constantes diegéticas y genéricas, resumir temas literarios, analizar la presencia geográfica de fenómenos y objetos literarios así como su circulación.

En A Companion to Comparative Literature (2011), Todd Presner publicó un análisis sobre Comparative Literature in the Age od Digital Humanities. On Possible Futures for a Discipline (pp. 193-207). Resumo aquí los que me parecen los puntos fundamentales de este ensayo.

  • Entre medios digitales e imprenta

Estamos en una época de cambio comparable al invento de la imprenta:

After five hundred years of print and the massive transformations in society and culture that it unleashed, we are in the midst of another watershed moment in human history that is on par with the invention of the printing press

Cabe añadir, respecto a esta premisa, que los estudiosos daneses Sauerberg y Pettit, hablan de Gutenberg Parenthesis, considerando la cultura digital como un retorno a prácticas y modos de pensar típicos de la era anterior a la época de la imprenta, es decir, a lo que Marshall Mc Luhan llamó The Gutenberg Galaxy.

Puesto que la Literatura Comparada nace en el ámbito de la cultura impresa, la llegada de la cultura digital nos obliga a su replanteamiento:

digital media enable us to refocus on the media, methodologies, and affordances of print culture in the practice of Comparative Literature […] What happens when print is no longer the normative or exclusive medium for producing literature and undertaking literary studies?

Entre las cuestiones para definir en el actual turning point en la producción científica relacionada a los estudios literarios (y en concreto a la Lit. Comp.), Presner menciona la autoría, el acceso, la colaboración, la difusión, los media, la plataforma, la legitimidad académica.

  • El papel del humanista en la migración digital

No se trata solo de replantear la Literatura Comparada, sino también de comprender el cambio epistémico de la cultura digital.  Es fundamental que los humanistas tomen conciencia de la época actual para poder intervenir en su comprensión y actuar para el bien común:

it is essential that humanists assert and insert themselves into the twenty – first century cultural wars, which are largely being defined, fought, and won by corporate interests. Why, for example, were humanists, foundations, and universities conspicuously – even scandalously – silent when Google won its book search lawsuit and, effectively, won the right to transfer copyright of orphaned books to itself? […]  The Manifesto is a call to Humanists for a much deepe engagement with digital culture production, publishing, access, and ownership.

  • La Literatura Comparada como “problema”

En línea con el planteamiento de Moretti (2000),  que considera la literatura comparada desde una posición de problematización,  Presner propone analizar la cultura impresa y la cultura digital en la era digital:

the central issue is the fact that the artifacts constituted by the world of print are comparatively different – in terms of material composition, authorship, meaning – making, circulation, reading practices, viewing habits, navigation features, embodiment, interactivity, and expressivity – from those artifacts constituted by digital technologies and which “live” in various digital environments.

  • El futuro de la Literatura Comparada

Según Presner, el esfuerzo para estudiar la cultura digital dibuja el futuro de la Literatura Comparada. El estudioso individua tres direcciones de trabajo:

Comparative Media Studies

Estudian los medios digitales: los espacios de publicación, reproducción y circulación, las practicas de lectura, las implicaciones sociales culturales, las relaciones con el poder y las instituciones. El medio digital vuelve a plantearnos las preguntas fundamentales sobres los conceptos de autoría y de texto.

Comparative Data Studies

Utilizan las herramientas informática del Cultural  Analytics para crear modelos, visualizaciones, mapas y web semánticas con los cuales analizar una cantidad de datos enorme,  que el Close Reading no podría abarcar. Los Datos abarcados aumentan constantemente.

Comparative Authorship and Platform Studies

En el medio digital no hay una separación marcada entre forma y contenido.  El desarrollo técnico de la plataforma (database, características de navegación, tipos de contenido) es una tarea del investigador. Además, la autoría colectiva y el acceso abierto permiten formas de colaboración y de intercambio de conocimiento. Presner observa que Wikipedia, aun no siendo fiable desde un punto de vista científico,

is actually a model for rethinking collaborative research and the dissemination of knowledge in the Humanities and at institutions of higher learning, which are all – too – often fixated on individual training, discrete disciplines, and isolated achievement and accomplishment.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *